la receta es sencilla :  sólo hace falta un poco de aceite, agua y una solución de ferrofluidos, se añade una sensor de sonido y una campo magnético que varía en función de lo captado por el sensor.

Leer el resto de esta entrada »